A contracorriente, la gestora apuesta por compañías ligadas al petróleo y al tabaco para dar impulso a su fondo internacional.

Azvalor arranca 2021 con un claro sesgo en sus fondos hacia el sector petrolero y el tabaco. Al menos, todas sus nuevas adquisiciones tienen que ver con estos dos sectores. Una decisión que choca con las nuevas tendencias imperantes de inversión sostenible (ESG).

La apuesta por el petróleo no es nueva. En la cartera española ha impulsado su apuesta por Técnicas Reunidas, y mantiene su presencia en Repsol, Galp y Tubacex (todas relacionadas con el crudo).

La gestora ha incorporado a su cartera internacional durante el último trimestre varias compañías relacionadas con el petróleo, como Total, Prairie Sky (una empresa con terrenos en Canadá para alquilar a petroleras), Canadian Natural Resources y Hyundai, y otro par ligadas a la industria tabaquera: Philip Morris y British American Tobacco, según indica su última carta trimestral a sus clientes.

Tras estas nuevas adquisiciones y algunas ventas de mineras de cobre como First Quantum o Freeport –que se han revalorizado por encima del 50% en 2020–, Azvalor arranca el año con el viento soplando a favor. No es algo nuevo en el discurso de la gestora liderada por Álvaro Guzmán,  pero Azvalor se muestra optimista sobre el futuro de sus inversiones a largo plazo: “La cartera sigue estando más barata que el mercado en general, y las perspectivas de nuestras compañías han mejorado”.

Lo cierto es que 2020 ha acabado mucho mejor para Azvalor de lo que podía haberse previsto en marzo. Sus fondos perdieron el año pasado un 6% y 24%, pero han mostrado en el último trimestre un comportamiento espectacular: su fondo internacional ha subido entre octubre y diciembre un 77% y  el español, un 31%.

Cartera española

En la cartera española, la gestora no ha incluido ninguna nueva empresa durante el último trimestre. Sí ha sido especialmente activa en las ventas.

Ha salido por completo de Ence, Aena y Naturgy, y ha rebajado la inversión en Acerinox, Arcelor, Applus y Elecnor. Solo ha aumentado la exposición a Técnicas Reunidas, aprovechando las fuertes caídas durante el mes de octubre.

El Azvalor Iberia está en negativo desde su lanzamiento en 2016: desde  entonces se deja prácticamente un 9 por ciento.

La gestora cree que el mal desempeño de esta cartera ha sido “algo temporal” y  confía en una revalorización importante de algunas de sus inversiones en el corto plazo.

EXPANSIÓN: PERSPECTIVAS DE INVERSIÓN / Sandra Sánchez, Madrid

Ver la noticia original en la versión impresa