Azvalor, la gestora de la que es consejero delegado Alvaro Guzmán, reiteró en su segundo encuentro con inversores, celebrado el lunes por la noche en los Teatros del Canal de Madrid, su intención de cerrar a nuevas suscripciones sus fondos. La gestora, que tiene un patrimonio de 1.700 millones, cerrará el Azvalor Internacional, su fondo estrella, cuando llegue a los 2.500 millones. En 2016 subió un 20,2%.

La gestora ha hecho varios cambios en su cartera recientemente. “Después de muchos meses de trabajo y tras la puesta en valor de muchas de nuestras inversiones en compañías mineras, empezamos a encontrar de nuevo muy buenas oportunidades”, explicó Guzmán.

Azvalor, que estima que su cartera modelo tiene un potencial de revalorización del 50%, tiene 12.020 partícipes y el año pasado atrajo 1.130 millones de euros. En lo que va de ejercicio, a pesar de la competencia de Cobas AM, la gestora lanzada por Francisco García Parames, Azvalor registra suscripciones netas por 50 millones.
La gestora lanzó en julio del año pasado un plan de pensiones, con el que ha atraído 61 millones de euros.

Recientemente el grupo empezó a comercializar el fondo Azvalor Blue Chips, que tiene una versión doméstica y otra en Luxemburgo, para inversores institucionales. El fondo invierte en compañías con una capitalización superior a 3.000 millones, para que el volumen gestionado no condicione su política de inversión.

La gestora, de la que son socios fundadores, además de Guzmán, Fernando Bernad, Beltran Parages y Sergio Fernández Pacheco, anunció el lanzamiento de la iniciativa solidaria Davalor, un fondo socialmente responsable en colaboración de la Fundación África Directo.