• Ahora suponen un 20% de su fondo internacional, frente al 46% de 2015

Después de un fulgurante 2016, Azvalor Internacional, el fondo gestionado por Fernando Bernad y Álvaro Guzmán, ha reducido a la mitad su inversión en materias primas, hasta el 20%, muy por lejos del 46% que llegó a suponer en diciembre de 2015. Un cambio de estrategia que desde la propia gestora justifican tras “las fuertes subidas en las compañías relacionadas con el sector”.

Ahora, esta proporción “fundamentalmente está concentrada en una materia algo especial, el oro”, explica Beltrán Parages, director desarrollo de negocio de la gestora, donde tienen en torno al 14% del patrimonio. Y algo de exposición al cobre (4%), al níquel y al uranio, cuyo precio ha caído un 75% en 10 años.

Eficiencia, un buen balance (sin deuda o con caja neta) y un dueño claro (a poder ser familiar) son algunas de las claves a la hora de buscar una buena compañía. Y el último condicionante, que sean valores que durante el año se hayan abaratado en precio, comenta Parages. Eso sí, esto no es una ciencia exacta y a veces falla. Como en el caso de Petrofac, una empresa de servicios petrolíferos británica cuya cotización se ha desplomado un 52% desde el pasado 12 de mayo tras verse envuelta en un escándalo de corrupción.

En ella tienen en torno a un 1,8% del capital del fondo ahora, aunque todavía están viendo “si mantenemos la posición o no”, asegura Parages, que se excusa ante sus inversores: “Que vamos a fallar es un hecho, no una posibilidad”.

Con todo, este producto gana un 3,22% en lo que va de año, según los datos de Morningstar. Una cifra que le lleva hasta la última posición dentro de su categoría (fondos de bolsa europa de capitalización flexible) -ver gráfico-. Un cambio drástico con respecto a 2016, que sellaron con un rendimiento del 20% siendo el mejor fondo de su categoría, según Morningstar.

Tras su affair con las commodities no han encontrado otro claro filón. Resaltan algunas incorporaciones en en sector de petróleo y gas, que pesa en torno al 7% de su cartera, y adicionalmente en sectores cíclicos.

No en vano, al cierre del primer trimestre su mayor posición en cartera era Alphabet, con un 6,5%. Una compañía a priori fuera de su radar pero en la que aprovecharon “un momento de escepticismo de los analistas”. Buenaventura Mining ronda el 6% de su cartera, y Grupo México, en torno al 4%. Sorprende ver, eso sí, deuda pública del Reino Unido y Canadá entre las cinco mayores posiciones de este producto (sobre todo, al haberse definido como un fondo cien por cien renta variable). Una apuesta que Parages defiende: “La liquidez del fondo la tenemos en letras a corto plazo en esa divisas”. Cuentan con un 18% del patrimonio en efectivo.