• Las firmas especializas en la inversión en valor confían en compañías del sector de las materias primas, porque están infravaloradas

De una empresa de licores china a un banco británico, pasando por una compañía de energía alemana o una minera peruana. Son algunas de las apuestas que compartieron el jueves pasado en Londres los gestores participantes en la séptima edición de la London Value Investor Conference, la gran fiesta europea de la inversión en valor (la que busca compañías de calidad infravaloradas en el mercado), inspirada en la conferencia anual de inversores de Berkshire Hathaway. La conferencia, en la que Azvalorfue la única gestora española participante, reunió a 500 profesionales del sector.

Álvaro Guzmán, consejo delegado de Azvalor, y Fernando Bernard, subdirector de inversiones, hablaron de su apuesta por la minera peruana Buenaventura. Según sus cálculos, ya sólo la participación de la compañía en las minas de cobre de Cerro Verde justifica la valoración total de la empresa, por lo que sus minas de oro les salen gratis a los inversores a este precio. También le gusta la gestión de la familia Benavides, que controla el 27% de la minera.

La gestora española prevé un aumento de la demanda de cobre, sobre todo, por el incremento de la clase media en países como India o China, y un repunte del precio del oro.
El fondo Azvalor Internacional, muy expuesto a las materias primas, se revaloriza un 8% en lo que va de año.

Nigel Waller y Andrew Goodwin, de Oldfield Partners, explicaron su apuesta por Kansai Electric Power en 2015, justo cuando la empresa de energía nipona tocó suelo tras el accidente nuclear de Fukushima. Desde entonces, ha girado al alza en Bolsa, pero cree que tiene más potencial porque tres de sus siete reactores nucleares no están aún activos.

Los gestores confían también en la alemana E.ON. Ben Preston, de Orbis, aportó como idea de inversión la minera de carbón Peabody. Destacó que mantiene un flujo libre de caja del 25%. Stephen Anness, de Invesco Perpetual, señaló que el sector de la energía está más barato que nunca antes en 70 años y apostó por la compañía de plataformas petroleras National Oilwell Vareo.

Consumo y servicios

Mark Asquith, de Somerset Capital Management, remarcó que los elevados precios de las compañías tecnologías anticipan un resurgir en el mercado de las empresas dedicadas a producir bienes tangibles. Entre sus inversiones están la compañía asiática textil Pacific Textile, cuyo mayor cliente es Uniqlo; la brasileña Cia Hersing, también dedicada a la ropa; o la taiwanesa Sunny Friend, especializada en la gestión de residuos.

Alex Wright, de Fidelity, contó que dos de sus posiciones son los bancos RBS y Lloyds, además de la compañía de pagos Pay Point, por su posición de liderazgo. Apuesta igualmente por Bunzl, dedicada a producir envases como los vasos de Costa Cafe, que considera a resguardo de la amenaza de Amazon.

Amazon apareció en la presentación de Stephen Mitchell, de la gestora Foyston. Él mencionó su apuesta por la compañía farmacéutica estadounidense Walgreed Boots Alliance, de la que subrayó su desarrollo digital, con una exitosa app. También en el sector sanitario de EEUU, Adrian Warner, de Avenir, recomendó la compañía de hospitales HCA Healthcare, por su valoración, la consistencia de sus resultados y su estrategia de compras corporativas.

Asia también tuvo su presencia en la cita. David Krige, responsable de Cederberg Capital, habló de las oportunidades en China, pese a estar fuera del radar de los grandes inversores. Krige detalló dos de sus mayores posiciones en cartera: la empresa de bebidas Kweichow Mouti, y la compañía dedicada a productos de medicina tradicional china DongEEJiao.

Publicado en Expansión del Inversor (PDF)