Los gestores de Azvalor, igual que el resto de los expertos en la inversión en valor, no suelen desvelar sus apuestas salvo cuando están obligados a ello a través de la información trimestral que remiten a la CNMV. A cierre de marzo, Alphabet, matriz de Google, suponía el 6,5% de su cesta y en la carta trimestral a sus inversores, los gestores de Azvalor defienden su apuesta por el gigante tecnológico, muy distinto a las compañías por las que suelen optar.

“Compramos a niveles que sugerían un 50% de potencial de revalorización y, lo que es más importante, muy poco recorrido a la baja, gracias al alto nivel de caja (30% de la capitalización) en balance”, explican.

Entre las virtudes que encuentra Azvalor en Alphabet destacan su capacidad de crecer en el negocio de la publicidad online, su posición de liderazgo próximo al monopolio en algunas áreas de Internet, su caja neta “superior al 10% del PIB español” y su contabilidad “extremadamente prudente”.

Alphabet sube un 21% este año y el 85% de los analistas que la siguen aconseja comprar, según Bloomberg.