El pasado domingo el gestor del fondo Azvalor ManagersJavier Sáenz de Cenzano, visitó los estudios de esRadio para explicar en Tu Dinero Nunca Duerme las claves de la selección de gestores o managers que ha llevado a cabo en Azvalor.

Sáenz de Cenzano, ex Morningstar, ha dedicado buena parte de su trayectoria profesional a buscar, monitorizar y estudiar los mejores gestores del mundo. Gestores de autor, con carteras muy concentradas y que cumplen una serie de requisitos que suelen colocarlos fuera del radar habitual de los inversores. “Nos apalancamos en el talento de diferentes equipos de gestión”, decía Javier Sáenz de Cenzano.

Uno de los aspectos fundamentales en los que se fija Cenzano para la selección de gestores es el famosos “skin in the game“, que no es otra cosa que “jugarse el pellejo” en el proyecto que inicia. Así, sólo confía en gestores que tienen todo o casi todo su patrimonio y el de sus familias invertido en sus propios vehículos.

Esto, que puede llegar a parecer baladí no lo es. Según explicaba Cenzano, en Morningstar “la mitad de los 4.000 gestores que estudiamos en su día no invertían un solo euro en sus carteras“. Es algo que en EEUU es público y las gestoras tienen que reportar obligatoriamente el nivel de inversión que tienen en sus propios fondos.

El Fondo de Managers de Azvalor tiene ahora 4 gestores con unas 25 compañías por cada una de las gestoras, lo que implica que se trata de un fondo diversificado con 100 compañías en cartera, las seleccionadas por sus gestores.

¿Cómo seleccionar un buen fondo?

El primer consejo que dio Cenzano fue “no mirar las rentabilidades pasadas” porque “los ganadores del presente o del pasado no tienen por qué ser los ganadores del futuro”. Otro de los consejos que aplica Cenzano para su búsqueda de gestores es que tengan “carteras concentradas”.

Después de un largo y concienzudo periodo de búsqueda que implicó la visita a estos gestores, entrevistas y análisis de sus compañías en cartera, Cenzano construyó este fondo con:

Más aún. Después de la selección, Álvaro Guzmán y Fernando Bernad, socios y directores de inversiones de Azvalor hicieron su propio estudio sobre las compañías que integraban cada uno de estos gestores, valorando muy positivamente sus criterios.

Para Cenzano, a la hora de elegir un fondo es importante que “sean gestores de vocación. Gestores que les apasione lo que hacen”.