• El éxito de la inversión se obtiene de acumular los intereses que se generan a un tipo de interés durante un periodo, no optando por su retirada. 
Sí. Mil euros pueden convertirse en 810.000 euros tras el paso de 99 años. El titular resulta llamativo pero es la ‘magia’ del interés compuesto (acumular los intereses que se generan a un tipo de interés durante un periodo) y de, dicho sea de paso, acertar a la hora de invertir, lo hacen posible.
Publicado en La Información