Los codirectores de Azvalor reali­ zan un compendio por las obras que les han marcado profesional y personalmente. El ‘Nuevo Testamento” podría ser el libro que más huella le ha dejado a Guz­mán de lázaro. Por su parte, Bernard señala ‘One Up on Wall Street’, de Peter Lynch, como uno de los ‘culpables’ de su conver­sión a la inversión en valor.

Álvaro Guzmán de Lázaro

Es difícil seleccionar los libros que han marcado mi vida, quizás seña­laría el Nuevo Testamento si tuviera que quedarme con uno. En los últi­mos años me marcó mucho el poe­ta francés Christian Bobin. Su libro La presencia pura me ayudó a des­cubrir otro ángulo con que abordar la enfermedad del Alzheimer que padece mi padre. Ese libro me llevó a otro del mismo autor, Resucitar, una obra bellísima que ensalza la be­lleza que nos rodea cada día si so­mos capaces de aplicar la mirada co­rrecta. Otro que me marcó fue Me­ro Cristianismo, de C. S. Lewis. Un brillante compendio de charlas ra­diofónicas del autor en las que aborda con asombrosa claridad las cues­tiones claves de la dimensión espi­ritual del ser humano.

En general me gusta leer de to­do, pero me inclino por lo espiri­tual, lo histórico y lo económico. Un autor que leo y releo con frecuen­cia es Nassim Taleb, y su filosofía de la probabilidad aplicada a la vi­da; también me gusta cada cierto tiempo releer La Acción Humana, de Ludvig Von Mises, considero que es el mejor libro de Economía que se ha escrito y en cada relectura des­ cubro ángulos nuevos.

“Me gustaría escribir en un futuro algo sobre lo que he aprendido de la vida como legado para mis hijos”, Álvaro Guzmán de Lázaro

Sí que he pensado alguna vez en escribir. Me haría ilusión escribir en un futuro algo sobre lo que he apren­dido de la vida como legado para mis hijos, aunque no creo que le interesase al público en general. Fantaseo con poner en papel lo que me ha enseñado el Alzheimer vivido desde la Fe, pero no estoy seguro si saldría al­go interesante más allá del círculo intimo. El único libro que podría te­ner interés, y alguna vez he pensa do en hacer, es un compendio deta­llando al máximo nuestro método de inversión. No estoy seguro de que­rer hacerlo, pero en cualquier caso… ¡tendré que esperar a cuando tenga algo más de tiempo!

Fernando Bernad

En cuanto a libros directamente re­lacionados con la inversión, One Up on Wall Street, de Peter Lynch, cul­pable de mi conversión al value in­vesting hace casi 25 años. También The Essays of Warren Buffett, Lessons for Corporate America, de Lawren­ce Cunningham, que recoge de forma muy completa y didáctica la fi­losofía de inversión del considera­do mejor inversor de todos los tiem­pos. Y su biografía no autorizada, Snowball, de Alice Schroeder. En es­te capítulo no me gustaría dejar de mencionar un libro tan sencillo y breve como genial, The Little Book that Beats the Market, del también legendario Joel Greenblatt, donde explica y demuestra el éxito de apli­car su famosa magic formula.

“La Escuela Austriaca de Economía, desde mi punto de vista, es la que mejor explica las bases del crecimiento económico”, Fernando Bernad

Otro de los momentos seminales en mi trayectoria personal y profe­sional fue conocer la Escuela Aus­triaca de Economía, desde mi punto de vista, la que mejor explica las bases del crecimiento económico, los ciclos, y los principios de econo­mía política que fomentan la cooperación social. Armonías Económi­cas, de Frédéric Bastiat, es una in­troducción a la materia fácil y de be­lla prosa. Un imprescindible es La Acción Humana, el opus magnum de Ludvig von Mises, todo un tra­tado y uno de los libros más excep­cionales que he leído. De Murray Rothbard, Historia del Pensamiento Económico ofrece una gran pers­pectiva histórica. Derecho, Legislación y Libertad, de Friedrich von Hayek, es un soberbio ensayo sobre filosofía del derecho y economía po­lítica. Y termino este capítulo con un libro muy asequible sobre un te­ma algo ignorado pero importante y actual, The Ethics of Money Pro­duction, de Jörg Guido Hülsmann. Otro de los autores que más han contribuido a modelar mi visión del mundo es Nassim Taleb, matemá­tico, inversor, filósofo y uno de los escritores más descarados y brillan­ tes de las últimas décadas. Taleb es autor de todo un cuerpo doctrinal que denomina Incerto, acerca de la incertidumbre, el riesgo y mucho más. Para estos días planeo leer The forgotten depression, 1921, the crash that cured itself, de James Grant, un relato sobre cómo se superó una fuerte recesión sin intervención, dejando actuar libremente a las fuer­zas del mercado.