La implementación de la nueva normativa Mifid II ha sentado como un guante a los partícipes de los fondos de la gestora española Azvalor. En su conferencia anual con inversores, Sergio Fernández-Pacheco, director financiero y de operaciones de la firma, señaló que “la implantación de las nueva normativa europea, y la consiguiente obligación de separar el coste de análisis del coste de intermediación, ha supuesto un ahorro de costes de un 33% para los partícipes de Azvalor“.

El pasado año, pese a las turbulencias del mercado, la gestora registró 1.300 nuevos partícipes para un total de 18.260 desde su creación en 2015. Además, la firma captó unas entradas netas de capital de 82,2 millones de euros.

Rentabilidad

Los fondos de Azvalor se anotan significativas revalorizaciones desde su creación, pese a que el año pasado estuvo marcado por la volatilidad.

Así el Azvalor Iberia se anota un 20,3%, mientras que el Azvalor Internacional obtiene un retorno del 14,9%.