Wall Street ha firmado su peor semestre desde 1970. Sin embargo, algunos fondos de inversión han destacado con rentabilidades muy positivas en estos primeros meses del año teniendo, incluso, rendimientos superiores a los dos dígitos. Tanto en renta variable, como en renta fija y en mixtos encontramos fondos que destacan sobre el resto.

Encontrar rentabilidades positivas en el primer semestre del 2022 ha sido como buscar una aguja en un pajar. Wall Street ha cerrado su peor semestre desde 1970 con el S&P 500 dejándose un 20% y el Nasdaq rozando el -30%. Mientras que los fondos de renta fija han llegado a perder, algunos de ellos, más de un 4%. De hecho, las carteras conservadoras se han dejado casi 6%. Unos números que, en términos de rentabilidad, han sido muy negativos. Sin embargo, algunos fondos de inversión han destacado por encima del resto anotando una rentabilidad positiva y superando, incluso, los dos dígitos de rendimiento para los partícipes.

A pesar de estos datos negativos en cuanto a la rentabilidad, si se miran las suscripciones y reembolsos, se puede decir que los inversores siguen teniendo confianza en el mercado. Solamente en España, desde el 1 de enero al 31 de mayo, se registraron suscripciones netas por valor de 5.054 millones de euros. Las categorías favoritas de los inversores nacionales han estado en la renta fija en euros y, en menor medida, en la renta variable internacional estadounidense. Mientras que los fondos globales y los garantizados han registrado salidas de patrimonio superiores a los 1.100 millones de euros.

Pero, dejando de lado los datos globales, es hora de poner la lupa para encontrar dónde se ha dado la rentabilidad en estos primeros meses del año y qué fondos son los que mejor se han comportado tanto en las gestoras españolas como en las internacionales. Sobre la primera cuestión, Víctor Alvargónzalez, fundador de Nextep Finance, asegura que los rendimientos positivos se han encontrado en “situarse en activos, sectores y estilos de gestión a los que les viniera bien un entorno de inflación y subida de los tipos de interés. Y no son pocos. Desde las materias primas, pasando por ponerse cortos de deuda – hoy en día eso está al alcance de cualquiera con fondos o ETFs- y casi todo el estilo de gestión de valor”.

Los fondos más rentables de renta variable

Como ya se ha mencionado, la renta variable ha sufrido considerablemente en este primer semestre con caídas más que importantes en las bolsas americanas y, aunque en menor medida, también en las europeas. 

“Las buenas rentabilidades de hoy se deben a haber invertido en buenas compañías a buenos precios, siguiendo el riguroso proceso de análisis e inversión de Azvalor que llevamos aplicando más de veinte años. Ese estricto proceso, aplicado con mucha disciplina, junto a la oportunidad que nos dio el mercado estos años atrás de poder comprar buenas compañías pero «impopulares», nos ha permitido invertir en negocios no copiables, gestionados por excelentes equipos de gestión en momentos en los que 1.- sus beneficios estaban temporalmente deprimidos y 2.- la cotización (el precio) de esas compañías estaba aún más deprimida (cotizaban a múltiplos de valoración muy por debajo de su media histórica o de una valoración razonable)”, explican desde la gestora española. […]

Una mirada al segundo semestre

El primer semestre ha estado marcado por las caídas, como ya se ha mencionado, pese a que hay fondos que han logrado capear el temporal consiguiendo unos rendimientos especialmente buenos. Pero, tras mirar por el retrovisor, queda mirar al horizonte para contemplar qué es lo que puede suceder en los mercados en los próximos meses. Ya que todo parece que dependerá de la inflación, que ha seguido una subida vertiginosa en el primer semestre, del comportamiento de los bancos centrales y, por supuesto, de esos riesgos crecientes de recesión que ya empiezan a manifestarse cada vez con más fuerza. […]

En AzValor, que se han consolidado como la gestora más relevante en el plano nacional en renta variable ponen el foco en empresas «únicas», que son líderes en su sector, necesarias y muy difíciles o imposibles de replicar. “Adicionalmente, siguen estando en la parte baja de «su ciclo» con beneficios deprimidos temporalmente y/o siguen cotizando a múltiplos muy bajos, gracias a la mala percepción que el mercado tiene de ellas. Como estamos viendo que ocurre ahora en muchas de nuestras empresas, esos múltiplos se normalizarán a medida que el tiempo vaya poniendo las cosas en su sitio y sus beneficios volverán a niveles normales. Ese doble efecto de mejora de múltiplos de valoración y normalización del beneficio se traducirá de nuevo en buenos retornos de nuestras inversiones, tal y como ha ocurrido en estos últimos trimestres”, explican.

Fuente: Dirigentes Digital
Leer artículo en Dirigentesdigital.com